Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
La llave bumping es parecida a las llaves normales, pero con la diferencia es que los dientes de la llave son todos iguales, por lo que no tiene un patrón de dientes como las llaves normales.
Estas llaves son específicas, es decir que depende de la cerradura, por lo que para una cerradura determinada se necesitará una llave de ese modelo.
Esta técnica se caracteriza por dar suaves golpes al introducirla y es un método que tiene casi medio siglo de vigencia. Este método es efectivo, consiguiendo su objetivo de abrir las cerraduras de cilindro. Es una técnica es puede ser sencilla si se tiene paciencia y algo de práctica.
Los modelos de cinco pines fueron muy comunes en el mercado, en las cerraduras de las casas. Estos modelos de cinco pines aun son muy recomendados y también son muy utilizados.
Primero debes tener a tu disponibilidad además de la llave bumping otra herramienta de metal o plástico para hacer presión al cilindro, esta herramienta es fácil de conseguir.
Por lo que no deberías de tener muchos inconvenientes a la hora de encontrar este implemento, ya que lo puedes conseguir en tu propia casa o en un negocio.
Generalmente conseguir abrir este tipo de cerradura no debería de ser tan sencillo.
Por lo que si quisiésemos abrir una cerradura necesitaríamos de varias herramientas para intentar levantar los pines con ganzúas u otro implemento, o utilizar también la fuerza.
La presión y algunos golpes para forzar o destruir el mecanismo de la cerradura. Pero hay que destacar que utilizando e método bumping no tendrás la necesidad de hacer lo que mencionamos anteriormente.
Lo siguiente que tendrás que hacer es introducir la llave bumping en la ranura de la cerradura de tú puerta, recuerda que esta llave tiene que ser del mismo modelo y marca de la cerradura.
Para que la llave tenga el efecto deseado y abra la cerradura, necesitamos que los pines del interior reposen sobre la llave bumping, debido a esto debes ser cuidadoso, puesto que si no queda la llave como indicamos no habrá ningún resultado favorable.
Los pines deben quedar sobre la llave, pero para que la llave haga efecto se necesita introducirla al máximo.
Una vez introducida la llave hasta el final, se debe golpear un poco la cabecera de la llave bumping sobre la que está apoyada los pines.
Los golpes deberán ser hacia dentro y con firmeza para que pueda introducirse más, pero hay que tener cuidado ya que se pude empotrar.
Estos golpes le transmitirá la presión del impacto y hará que la llave brinque y salte.
Si se hace de la forma adecuada, la llave girará a la dirección en las que estamos ejerciendo los golpes y jalando, la llave se podrá abrir efectivamente a puerta deseada.
Si no consigues los resultados deseados, no te rindas, lo que debes hacer es volver introducir la llave y realizar nuevamente el procedimiento indicado, debes recordar que para realizar este método necesitas paciencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies